DESLOCALIZACIÓN INVERSA

La semana pasada General Motors @GM presentó, en su factoría de Figueruelas @Opel_Spain, el lanzamiento y fabricación del nuevo modelo MOKKA. El acto tuvo el boato de una gran inauguración, y en esta ocasión estaba más que justificado.
Fuente de la imagen www.opel.es
        En dos años GM ha recibido pedidos de hasta 275.000 unidades en Europa, pero sin duda lo más relevante es que, hasta ahora, este coche solo se fabricaba en Corea. Es cierto que el hecho va unido a un incremento notable de las ventas en Europa, pero hasta la fecha ésta circunstancia no ha sido un obstáculo para fabricarlos en Asia. Se trata, sin duda, de una gran noticia económica.
      La noticia da pie para recordar a los diversos “gurús y expertos” que tanto en los medios de comunicación como en los más diversos foros económicos y empresariales, han insistido durante años en un discurso que decía que, en un mundo globalizado, la actividad industrial en España tenía un futuro más que dudoso; que nunca podríamos competir con los bajos salarios asiático. En su opinión, invertir en ladrillo y servicios era mucho más interesante.
       La noticia no da para lanzar las campanas al vuelo, pero sí pone de manifiesto el hecho de que sin un verdadero proceso de reindustrialización, que incluya grandes dosis de innovación, no recuperaremos el grueso del empleo perdido en el fin de la era del ladrillo.
2019-01-15T18:41:35+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies